Mundo rosa

Mi mundo perfecto es color rosado con rayas (dos, preferentemente).

Pero los 3 minutos de espera de repente se transforman en años… y la tal segunda raya insiste en no aparecer.

Ni necesita ser una fuerte, decidida y bien marcada raya pink. Una sombreadita, débil, tímida raya igual sirve. Pero que sea la indeleble señal de un sueño posible – a menos de 9 meses de realizarse.

Por ahora, lo mejor es agregar más colores al mundo. Y, si las rayas no están de moda, que sean bien venidos los lunares, los estampados florales, el animal print…

Nacimiento y muerte de un blog

Navegando por la web, he encontrado un cementerio de blogs de mujeres que empezaron a contar sus historias, a compartir sus frustraciones e ilusiones.

Algunas veces, en el último post, comunican la llegada del tan esperado ‘positivo’. Otras veces, los abandonan sorpresivamente en el medio del camino. Prefiero imaginar que sus blogueras tuvieron la misma suerte; pero, entre cambios de pañales, no les ha dado el tiempo para contar la buena noticia.

Por esta razón, aplacé por años el nacimiento de un blog más sobre la (in)fertilidad. Creía que él tendría una muerte prematura – o, al menos, este era mi deseo.

La verdad es que no sé cuánto tiempo estaremos juntos. Publicaré algunos textos antiguos, otros salidos recién del horno. Serán como botellas lanzadas al mar – no con un pedido de ayuda, pero con un mensaje de esperanza – de quien esperar llegar a buen puerto (ojalá, en el que ha elegido).