Tempo de metamorfosis

mariposa

No, este blog no ha muerto – tampoco mi sueño de ser madre! Solo entró en estado de hibernación, mientras yo foco otros aspectos (igualmente) importantes de la vida. Después de todo, somos hechos de muchos sueños y todos ellos merecen nuestra dedicación, verdad?!?!

Agradezco por haberme acompañado en esta espera.

Ojala pueda rencontrarlos más adelante… en una nueva y linda fase!!!

SPOILERS:

*no sigas leyendo si no quieres descubrir detalles importantes de la trama*

Evito al máximo los ‘spoilers’ del ultimo best-seller, de la película que estrenó recién, del más nuevo episodio de mi serie favorita… y, a veces, de la próxima fase del tratamiento de reproducción asistida.

Ese post no es una crítica a los que buscan información en los distintos blogs y fórums sobre fertilidad. Muchas veces no he podido resistir a tanto misterio y quise develar el próximo capítulo. Pero me gusta dejar algo en suspenso.

Hay que tener claro que algunos testimonios pueden aumentar la ansiedad y traer preocupación desnecesaria. Por otro lado, también pueden contribuir a aclarar dudas y disipar algunos pensamientos tóxicos.

Por eso, para cada historia de ‘negativo’ que leo, trato de buscar por lo menos 3 ‘positivos’ con final feliz – mejor aún si son de estos casos complicados – casi imposibles – que terminan en verdaderos milagros.

Infértil, no envidiosa

TOPsecret

Sabemos que hay una preocupación seria por nuestra salud mental cuando en la última junta, la amiga emocionada dice: “Supieron quien está embarazada?!”. Pero la frase casi no se completa, y el entusiasmo cede lugar a un silencio fúnebre. Miran atónitos hacia ti como si se hubiera proferido una herejía. Como si las palabras te llegaran tal cual agua bendita y ahora tu piel empezara a quemar, fuera girar la cabeza en 180º y vomitar un líquido verde sobre todo el grupo.

El nerviosismo también se nota en la pareja de amigos cuyas miradas entrecruzan se preguntan vacilantes: “¿contamos o no contamos?”.

El colmo pasa en la familia – cuando te enteras que tú prima está embarazada casi en el mismo día que ella revisa el bolso antes de partir al hospital.

Es necesario tener un poco de sensibilidad al elegir el momento para contar ese tipo de novedad, pero tampoco hay razón para hacer secreto de estado (solo recordando: si estoy en llanto, definitivamente, no es el mejor momento).

Sin embargo, sentir que ocultan la noticia para no “herirnos” puede ser aún peor.

De verdad, aún somos capaces de lidiar con la felicidad ajena. A final, nos han diagnosticado infertilidad, no envidia.

El gato de Schrödinger

gato copyMientras esperaba la llamada de la clínica que confirmaría (o no) el éxito de la fecundación, me puse a filosofar – o mejor, pensar en física quántica.

Este limbo de incertidumbre me hizo sentir como el gato de Schrödinger*. Por un instante, desee no saber el resultado. A final, era lo más cercano que había estado de lograr el ‘positivo’.

Sé que no existe término medio para el embarazo. O se está embarazada o no está. Sin embargo, en algunos momentos – por ejemplo, durante la beta espera – podría jurar que es potencialmente posible decir que estamos y no estamos embarazados (à la vez!)!!!

No conocer el desenlace de mis embriones permitía considerar la mejor posibilidad (si uno es positivo y ve el vaso medio lleno, por cierto). Por el contrario, si me confirmaran que ya no había nada más que esperar, se interrumpía el largo proceso y terminaba un sueño.

Hasta que no sonara el teléfono y escuchara la respuesta, dos mundos existían.

* Los más geeks sabrán a que me refiero, pero de todas formas intentaré hacer una ‘breve’ explicación:

El físico austriaco Edwin Schrödinger propuso un experimento imaginario para explicar el comportamiento raro de las partículas subatómicas (más chicas que los átomos).

La idea es poner en una caja cerrada: un gato, material radioactivo, un detector de radiación y un frasco de veneno. Hay 50% de probabilidad del material radioactivo emitir una partícula radioactiva – la cual es identificada por el detector que activa un mecanismo liberando el veneno que matará el gatito. Pero también, 50% de probabilidad de que no libere la partícula radioactiva y el gato siga vivo.

Bajo las leyes de la física quántica, las dos posibilidades podrían coexistir. O sea, el gato estaría simultáneamente vivo y muerto. Solo un factor externo (nuestra mirada) concretaría el destino del gatito.

Es de loco, no??? Seguramente, si la señora de Schrödinger hubiera tenido problemas de fertilidad, él habría propuesto otro experimento. 😄

Con qué animal te identificas?

Panda2

Quien no ha hecho alguna vez un test para saber con qué animal se identifica? Sea en dinámicas de grupo o en páginas de alguna revista femenina. Aún sin ningún respaldo científico, nos halagaba ser destacados en la jauría de lobos, como líderes natos. O leales amigos como los perros. Inteligentes como los gatos…

Pero, hoy en día, definitivamente estoy más para oso panda.

Si no lo saben, la mayoría de los pandas nacen por inseminación artificial, puesto que la hembra sólo tiene entre tres y cuatro días de fertilidad por año.

Nunca me he sentido tan identificada – aunque bien es cierto que ellos parecen tener mejores posibilidades que yo. 🙂

 

P.D. ahora estoy intentando hacer la ilustración de mis posts. Espero que les guste!

Carta reclamo

De mi consideración:

A través de la presente comunico a Usted mi disconformidad con respecto a su servicio.

La cigüeña se equivocó nuevamente. Seguro hizo la entrega en otra dirección!

He escuchado que también ha fallado con otras parejas que siguen esperando ansiosas (algunas por más tiempo que nosotros!)

Por favor, no me digan que hay escases de producto. Varios recibieron su encomienda sin ningún retraso – o por lo menos dentro del plazo aceptable de 1 año!!!

Otros recibieron con anticipación – aun cuando habían especificado preferencia por la fecha de entrega: “9 meses desde la luna de miel”.

Algunos ni siquiera habían hecho el pedido y ya tenían en brazos a su precioso paquetito (Afortunadamente, no les pareció importar la antelación. Ya sabemos lo complejo que es el sistema de devolución).

Confío en su respuesta y en que se le dé una solución favorable a mi problema. De otra manera acudiré a la Oficina del Conejito de Pascua o del Viejito Pascuero para el trámite respectivo. A final, me he portado bien, no?!

Sin otro particular y a la espera de su oportuna contestación.

Atentamente,

Beta

Beta_reclamoDesigned by Freepik

Beta se fue de vacaciones

Beta_vacaciones

El mundo no deja de girar. Somos nosotros que entramos en modo ‘stand by’. Esperando que un gran acontecimiento nos liberte del estado de letargo.

Vamos caminando por la vida. Mirando fijamente un solo punto adelante (que por veces parece inalcanzable). Quizá para no ver el desfile de coches de bebés que pasan justo a nuestro lado. Para no notar la sonrisa de los papas que pasean con sus hijos.

Y así, vamos dejando de disfrutar nuestro trayecto.

Por eso Beta se fue de vacaciones. Decidió hacer una pequeña pausa (a las visitas al doctor, a las inyecciones, a las frustraciones).

Pero fue una pausa rápida. Solamente para retomar el ritmo. Volver al compaso. Como cuando caminamos tomados de brazos y necesitamos apurar la marcha para sincronizar los pasos.

Lograda la cadencia correcta, ahora sí, seguimos la caminata! Izquierda, derecha, izquierda derecha…

Muy feliz por ustedes! (Parte II)

“Tenemos algo para contar!!!”. Momento de suspenso máximo. Suena la música de la ducha de psicosis. Se abre la cortina y la noticia nos entra como un cuchillo de las manos de Norman Bates.

No sé si existe un momento apropiado para estos anuncios (bien… si estoy en llantos, no lo es).

Sin ser extremos, la verdad es que no vamos por el mundo con un cartel que dice: “Hoy no es un buen día para buenas noticias”.

Seguro nadie piensa: “quedaré embarazada únicamente para contar la noticia y arruinarle el día”. Por eso, no espero que posterguen o contengan el entusiasmo al contar la novedad. Incluso porque sería como pedir al campeón no festejar la victoria, sino estar de luto junto al subcampeón.

La frase del inicio me puede sonar tan mortificadora, que cuando escucho una noticia diferente me causa risa.

– “Entonces cuándo vamos hacer la inauguración del nuevo departamento”?

Muy feliz por ustedes! (Parte I)

Hay días que uno despierta cansado de estar feliz por los demás.

“Felicitaciones por el nuevo miembro de la familia!”, “Que buena noticia! Cuantas semanas?”, “En serio? Ya viene el hermanito?”, “Muy feliz por ustedes!!”…

No es que los votos de felicidad no hayan sido sinceros, ni las sonrisas auténticas; pero hay momentos en que quisiéramos ser, por fin, el blanco de estas frases.

Por favoooor, sólo pido quedarme embarazada antes de recibir la próxima invitación para un baby shower o, por lo menos, antes del próximo anuncio de embarazo de una de las Kardashian!

Dejo la pregunta: cómo han lidiado con las invitaciones a bautizos, cumpleaños de niños, baby shower y otras tantas que llegan justo cuando el ánimo anda por el suelo?

PS: Está bien. Yo confieso. Algunas sonrisas fueron un poquito forzadas. :p

Unos con tanto; otros con tan poco

De un momento a otro, TODOS (menos tú) se quedan embarazados.

Algunos amigos y conocidos ya van por el segundo o el tercero. Otros ya tienen todo el equipo de futbol armado; mientras uno no tiene ni para una competición de carácter individual.

Y qué decir de la amiga que tuvo dos, de una?! Lo hacen parecer tan fácil!!

Que gran injusticia! La desigualdad que asola este mundo es dura. Y no hay ninguna campaña de solidaridad que nos pueda ayudar al respecto.